Emprendedor, pon a prueba tu capacidad creativa. Si eres consciente que tienes una idea y que con ella puedes satisfacer una necesidad en el mercado. Si además te ilusionas y te implicas en esa idea. Si te afirmas en todo lo anterior, empiezas bien si quieres emprender un proyecto de negocio.

A partir de aquí, tres pasos: genera una idea, incúbala y lánzala.

Todo proceso emprendedor comienza con el desarrollo de una idea de negocio.

Con la generación de esa idea, que se transformará en un producto o servicio, se pretende solucionar un problema o satisfacer una serie de necesidades a un público, el cliente, pero más importante, la pregunta clave, ¿quién va a ser mi cliente? ¿Y, qué estoy desarrollando para que tenga aceptación, para que mis clientes me compren, me paguen por ello?

Adoptar una actitud proactiva, de «salir a la calle» a generar feedback con tu potencial clientela. De esta forma, te darás cuenta si tu producto o servicio tendrá éxito.

¿Qué hacemos entonces? Dejemos la oficina por un rato, dejemos de rellenar hojas y hojas con anotaciones de todo tipo, esquemas sobre procesos de estrategias, de proyecciones económicas,……Ningún Plan de Negocio sobrevive al primer contacto con el cliente. Permitirme la excepción de Steve Jobs o Henry Ford. Ellos nunca preguntaron. Henry Ford dijo que si hubiera preguntado a sus clientes que qué necesitaban, habrían dicho un caballo mejor.

Vale, con este paso, vas a desarrollar tu cliente. Sal y descubre quién es. Si lo validas, acabas de adaptar tu producto o servicio al mercado. Ya cumple unas expectativas, y como último paso, conseguirás tu cliente si además generas demanda en él.

Si en tu proceso de incubación del proyecto, además eres capaz generar clientes que ya paguen por él, tienes mucho camino avanzado de cara a obtener financiación. Tu proyecto comienza a ser solvente.

Aunque todo lo anterior te parezca muy académico, intenta además hacer networking. Relaciónate con personas emprendedoras. Escucha sus experiencias. Ellos te van a ayudar mucho a identificar que es emprender. Ventajas, inconvenientes, consejos,…

Durante tu proceso de emprendimiento, rodéate de gente que te apoye en tu iniciativa. Rehuye de los «no porque… O mejor no lo hagas porque es difícil… A lo mejor no ganas dinero… Busca un sueldo fijo…» Busca personas que te apoyen en tu iniciativa, pero que sean lo suficientemente objetivas como para criticarte, de forma constructiva tu proyecto, ahí puedes empezar a conseguir clientes.

Pero no es suficiente tener una idea de negocio por si sola, has de contar con otros elementos necesarios, desde la disponibilidad de capital hasta el equipo que vas a formar, tus socios, no solo capitalistas, sino estratégicos, que aporten conocimiento. Ni que decir tiene las habilidades acerca de gestión empresarial, actitudes comerciales y capacidades analíticas que permitan valorar los riesgos de emprender un proyecto, tanto económicos como sociales, pero sobre todo iniciativa.

Actualmente y con la crisis económica que vivimos, emprender se ha convertido en una salida a las altas tasas de paro, a modo de autoempleo, en el que muchos proyectos carecen del estudio previo necesario, dejándose todo al azar y a los números en una hoja de cálculo, como base para soportar una presentación en una Entidad Financiera para solicitar finanaciación, y como un mero trámite casi de obligado cumplimiento, sin prestarle la atención necesaria que se le exige, sin llegar a comprenderlo como un proceso necesario para generar valor y de desarrollo de un modelo de negocio sostenible y generador de empleo. Todo ello ha culminado en que muchas empresas no sobrevivan a los primeros 12 meses.

Emprender con una falta de estudio del proyecto nos lleva de entrada al fracaso empresarial, y por supuesto a no ser capaces de abrir el ya de por si difícil grifo de la financiación.

Conclusión: si quieres emprender, no lo pienses, hazlo. Invierte ilusión en tu proyecto y ADELANTE!!!

Sergio Utrero @sergioutrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *